Lo que se puede aprender de una carrera de 400 metros


Lo que se puede aprender de una carrera de 400 metros

Mario Núñez

En las Olimpiadas de 1992 en Barcelona, Derek Redmond era el favorito para ganar la carrera de 400 metros pero el destino le tenía guardado una prueba más retadora. A mitad de carrera Redmond se lastimó su pierna y estuvo unos segundos arrodillado en la pista padeciendo un gran dolor. Y de momento comprendió que tenía que llegar a la meta.  Así que se levantó y cojeando malamente continuo la carrera. De momento salé de las gradas un hombre que evadiendo la seguridad llega hasta Redmond, lo abraza y lo ayuda a llegar a  terminar la carrera. Ese hombre era su padre que entendió lo importante que era para su hijo completar el proceso.

En ese momento creo que Redmond entendió que llegar primero no es lo más importante, más importante es terminar lo que comenzamos. Más importante aún es lo que aprenderemos durante la jornada. Pudo sentir el gran amor de su padre que lo acompañó y no permitió que la seguridad evitará que pudiera terminar la carrera. Ganó mucho más que si hubiese llegado en primer lugar. Por primera vez entendió aquello de que “los últimos serán los primeros, y el primero último”.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s