Le temps qui reste-El tiempo que queda


Le temps qui reste
de François Ozon

Román está en la treintena cuando se entera de que padece una
enfermedad incurable y de que sólo le quedan unos meses de vida.
Plantando cara a la situación aprovechará el tiempo restante para reconciliarse con su entorno y ser mejor persona.

De François Ozon – 2005, 85 min, VOSTE
Con Melvil Poupaud, Valeria Bruni Tedeschi, Jeanne Moreau

"El tiempo que queda" es un ejercicio delicioso de comunicación no
verbal, de actuación atenta a los detalles mínimos y no a los grandes
gestos, y del buen hacer de un director con sus intérpretes. Pero lo
más interesante de esta película es que afronta con valor un tema que
no suele ser central en las películas: la muerte, sin derivar el tema
hacia la redención final o al ajuste de cuentas, igual que hiciera en
"Bajo la arena". La muerte
es, por paradójico que parezca, el centro de la vida de Romain ahora.
No hay salvación, pero el joven aún puede descubrir como vivir mejor lo
que le queda de vida. Aunque el tema parezca terrible no es conveniente
asustarse y dejar pasar una película valiente que alcanza, hacia el
final, reflexiones tranquilizadoras y hermosas con una sencillez
admirable.

Copyright © Uno 2006.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s